En qué consiste una instalación aislada y qué necesito para ponerla en marcha.

 

Instalación aislada realizada por Somsol

Las instalaciones aisladas son aquellas que no están conectadas a la red. Con ellas, podemos producir energía para consumir en una vivienda o nave, pero no podremos compensar o vender los excedentes de la energía que producimos. Este tipo de instalaciones es, en ocasiones, la única alternativa para conseguir energías eléctricas en lugares remotos, donde es difícil o más caro el lleva la red eléctrica o simplemente la opción de desconectarse de la red (aun esta última opción no es aun rentable).

Componentes de una instalación fotovoltaica, generalmente, son los siguientes:

  1. Paneles solares: Se encargan de transformar la energía que proviene de la radiación solar en energía eléctrica.
  2. Reguladores de carga: Son aquellos dispositivos que gestionan la carga de la batería.
  3. Baterías: Almacenan la energía eléctrica que producen los paneles solares para que esté disponible cuando no haya suficiente luz solar.
  4. Inversores: Convierten la energía (que produce el panel y es almacenada en la batería) de corriente continua a alterna.

Es importante mencionar que los componentes variarán dependiendo del uso, por ejemplo, si solo necesitamos poner en marcha una bomba de extracción de agua o un sistema de riego, nuestra instalación necesitará solamente paneles solares y un inversor o variador de frecuencia para funcionar correctamente.

También debemos tener en cuenta el dimensionamiento de dicha instalación. Para ello, es necesario conocer los requerimientos de energía que vamos a precisar. De este modo, tenemos que conocer: horas de uso, tipos de cargas (es decir, si se va a necesitar más de un día de uso de completa autonomía), pérdidas por sombra, etc. Otro factor importante son los datos de radiación solar de la zona donde va a estar ubicada pues dependiendo de ello, vamos a necesitar un sistema de una u otra dimensión.


Componentes de una Instalación aislada con baterías de litio realizada por Somsol

A continuación, os dejamos una serie de recomendaciones que os pueden ser útiles a la hora de realizar una instalación fotovoltaica aislada:

  1. Los paneles no se conectan al regulador, si el regulador no está previamente conectado a la batería.

    Antes de conectar los paneles al regulador, el regulador debe estar conectado a la batería y, del mismo modo, antes de desconectar la batería, siempre hay que desconectar primero los paneles.

  2. La distancia entre las baterías y el inversor, y el regulador y las baterías, debe ser la mínima posible.

    La distancia que te recomendamos en ambos casos es de 1m de cableado, distancia suficiente para separarnos un poco en horizontal de la vertical de las baterías. La sección del cableado dependerá de la intensidad máxima que va a pasar y normalmente, viene indicado en los manuales de los equipos.

  3. Los componentes electrónicos no van encima de las baterías.

    Algo muy importante para alargar la vida de los componentes de nuestra instalación, es no colocar los equipos eléctricos justo encima de las baterías o en su vertical, pues los gases que puedan producir las baterías durante su uso pueden acabar dañando los componentes electrónicos.

  4. En la entrada de los paneles al regulador, instalar un elemento de desconexión rápida.

    Es importante que en la entrada de los paneles al regulador se instale un elemento de desconexión rápida como, por ejemplo, un interruptor magnetotérmico o un fusible (en el cable positivo) de igual o más amperios que la suma de los paneles que se encuentran conectados a él en paralelo.

  5. Colocar un fusible entre batería e inversor.

    En el cable positivo del inversor, recomendamos colocar un fusible entre el inversor y las baterías de igual o más amperios que el consumo nominal del inversor a máxima potencia.

  6. En la salida de consumos del regulador de carga, conectar consumos directamente de 12, 24 o 48V.

    Dependiendo del sistema de baterías que tengamos en cada caso, siempre y cuando el regulador cuente con esa salida, debemos conectar directamente consumos de 12, 24 o 48V.

  7. El inversor va directamente a la batería.

    Hay que conectar el inversor directamente a la batería (pasando previamente por los elementos de protección), nunca debe ir a través de los bornes del regulador de carga.

Esperamos que estos consejos básicos os sirvan de ayuda en vuestras futuras instalaciones aisladas.

Anímate a dejar tus consejos y experiencias en los comentarios y crea comunidad con nosotros.

 

Articulo realizado por Miguel Lenin Lucena